certificación GS1 GLOBAL

¡Haga su cadena de suministro más sostenible!

Por
/

Una de las preocupaciones de las compañías en la actualidad es cómo hacer más sostenibles sus procesos al tiempo que son más competitivos. Esto como respuesta a las exigencias del mercado, las problemáticas ambientales y sociales como el cambio climático, la escasez del agua, el crecimiento de la población mundial y la pobreza; las cuales ponen de manifiesto la urgencia de integrar mejores prácticas a su estrategia corporativa.

La sostenibilidad, se puede definir como una gestión responsable que involucra el punto de vista social, ambiental y económico y busca “satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades” (Comisión de Brundtland -1987)

Para cumplir con el reto, el primer paso es generar un cambio al interior de la empresa para involucrar a todas las áreas, logrando que se convierta en un factor clave de decisión y en una parte fundamental de la misión y visión, es decir sea un componente organizacional.

“Las compañías deben entender que la sostenibilidad no es una moda ni una estrategia de marketing, sino una tendencia mundial y aquellas que la incorporen en su ADN y en el de su red de valor (clientes, colaboradores, aliados, comunidades, etc.) tendrán ventajas competitivas”, aseguró nuestra investigadora líder de Sostenibilidad en Red de Valor, Vivian Rangel.

Así como las exigencias, productos, servicios y situaciones son únicas para cada organización, sus necesidades deben ser priorizadas para contrarrestar los impactos de los procesos de producción y/o distribución, a través de la medición de los siguientes indicadores:

El inventario de las emisiones de los gases que producen el efecto invernadero, conocido como Huella de Carbono, es el primer paso para establecer planes de acción con el fin de mitigar el impacto ambiental generado por las actividades de una empresa, permitiéndole enfrentar y responder eficazmente frente a las exigencias presentes y futuras.

Medir este indicador permite determinar el volumen de agua consumido y/o contaminado en la producción, es decir, que depende de cómo, cuándo y dónde está siendo utilizado el recurso. Para lograr identificar y evaluar los impactos, es necesario analizar las características de las redes de valor que están influyendo en su disponibilidad y consumo.

Disminuir los impactos ambientales empleando flotas de vehículos más modernas y eficientes, que funcionen con combustibles alternativos, establecer patrones adecuados de manejo (conducción eficiente), aprovechando al máximo la capacidad de carga de los vehículos, son algunos de los factores que contribuyen a la eficiencia energética en la cadena de suministro.

En LOGYCA estamos comprometidos con ayudar a las empresas a cumplir su objetivo sostenible a través de nuestros proyectos de investigación que brindan herramientas prácticas y teóricas e introducen la sostenibilidad al ADN de las redes de valor. Si desea más información, lo invitamos a ingresar AQUÍ.

]]>

certificación GS1 GLOBAL

5 recomendaciones para sumarse al Día de la Tierra

Por
/

LOGYCA  

Hace algunos días se celebró el la Hora del Planeta. Hoy es el turno de el Día de la Tierra. Este último, se celebra en todo el mundo bajo el lema “Es nuestro turno para liderar el cambio”, y busca concienciar a todos los habitantes de esta acerca de la necesidad de cuidar el planeta; derivado de ello, motivarlos a tomar medidas que hagan frente al cambio climático, el cual ya está causando estragos.

Aunque la Hora del Planeta y el Día de la Tierra buscan movilizar principalmente a los individuos, las empresas (grandes consumidoras de energía) están llamadas a unirse a participar, con el fin de generar dinámicas internas y con sus socios de negocio que conduzcan al permanente uso eficiente del recurso energético.

A continuación, compartimos algunas recomendaciones inspiradas en el trabajo de la Agencia Internacional de Energía para que su empresa, como ya lo han hecho muchas otras alrededor del mundo (entre ellas Toyota, Entel, Coca-Cola y Sodimac), se sume a estas iniciativas, aproveche las ventajas que ofrecen en términos económicos e implementen prácticas que den siempre un respiro al planeta.

  • Identifique su consumo energético y los gastos asociados, si hace un adecuado seguimiento a las facturas puede encontrar importantes oportunidades de ahorro. Por ejemplo, si reemplaza las luminarias tradicionales por bombillos ahorradores o bombillos LED, puede consumir hasta un 80% menos de electricidad y duran hasta 10 veces más que las bombillas convencionales.
  • Compre equipos electrónicos que tengan un bajo consumo energético. Los equipos de oficina con etiqueta “Energy Star” tienen la capacidad de pasar a un estado de reposo después de un tiempo determinado, en este estado el consumo de energía es como máximo de un 15% del consumo normal.
  • Aproveche los incentivos tributarios y convocatorias para participar en programas de eficiencia energética del gobierno. La nueva Ley 1715 de 2014 promueve el aprovechamiento de las fuentes no convencionales de energía, así como al fomento de la inversión, la investigación y el desarrollo de tecnologías limpias.
  • Hable con sus colaboradores y haga de la eficiencia energética parte de su cultura organizacional, es más sencillo de lo que parece. Incluso puede establecer un premio al «mejor ahorrador de energía» para el empleado que proponga una idea tendiente a ahorrar a la empresa la mayor cantidad de energía.
  • Asegúrese que sus instalaciones cumplen con principios de eficiencia energética, como por ejemplo adecuado aislamiento térmico y averigüe si el administrador del edificio tiene un plan de gestión de energía.

La Hora del Planeta y el Día de la Tierra lo hacemos todos, desde acciones individuales, sumamos a un gran cambio colectivo.

Si tiene alguna duda o quiere conocer más de estas prácticas que promueven organizaciones sostenibles, no dude en escribir a vrangel@logyca.org