Benchmark logístico como herramienta para potencializar industrias

Por
/

El benchmark es una poderosa herramienta que permite la identificación de estrategias y mejores prácticas utilizadas en una industria con el propósito de tomar acciones que permitan a las organizaciones ser más competitivas.

En LOGYCA facilitamos este tipo de espacios, es por esto que, con foco en el sector del transporte de carga y agroindustrial desarrollamos un benchmark logístico, con el fin de identificar oportunidades de mejora en la industria y estrategias que optimicen el desempeño de la cadena de suministro.

Carlos Javier Guerrero, Gerente de transformación rural de Heineken, nos estuvo comentando acerca de los principales retos aguas arriba en el sector, actualmente la topografía y el riesgo climático son factores que ponen en estado de incertidumbre la producción, razón por la cual, los principales retos de la industria panelera se centran en:

  • Sobrecostos en la cadena de suministros, debidos principalmente a las dificultades topológicas, que persisten hoy en día, e igualmente a la carencia de vías óptimas de acceso a las fincas paneleras.
  • Creación de cadenas de suministro colaborativas, que permitan la gestión de información para adoptar prácticas que beneficien a las redes de valor.
  • Formación del personal productor, en la actualidad sigue siendo un sector caracterizado por el trabajo artesanal, en el que, en muchos casos no se poseen estándares, ni se emplean las herramientas o tecnología necesaria que optimice los procesos logísticos.

“En el sector de consumo, el mayor reto se encuentra aguas arriba, ya que el costo logístico representa entre 11% – 12% y para el sector Agro entre 14% 16%”.

Carlos Javier Guerrero

¿Cómo visualizan el transporte a futuro desde cada una de las industrias?

Con respecto al futuro del transporte, desde TAKEA, Anderson Bernal, Jefe de operaciones de cadena de suministro nos cuenta su perspectiva, a corto plazo nos resume el piloto que TAKEDA ha venido ejecutando para reducir los costos logísticos y además disminuir la huella de carbono que ocasionaban con el transporte de carga, este piloto consiste en desplazar carga aérea de transporte aéreo a marítimo.

Por otra parte, manifiesta que, a mediano plazo, la implementación de las tecnologías como el uso de GPS se encuentran infrautilizadas. Por ende, si a futuro llegaran aprovecharlas en procesos de interoperabilidad, se beneficiarían las empresas, productores y consumidores finales, gracias al uso de procesos predictivos.

Por último, hace hincapié en que, a largo plazo, la sustentabilidad será el común denominador de la logística, el cambio de combustibles a base del petróleo, a combustibles alternativos o energías limpias como el gas y la energía eléctrica, suponen el futuro para la sustentabilidad del transporte, y desde ya las empresas deben comenzar a migrar a estos combustibles.

“Otro reto está en la forma como planeamos mejor los insumos, los retos que ha traído el nivel de servicio demanda que pensemos en cómo gestionamos la información y la colaboración para mitigar los riesgos”

Anderson Bernal

¿Cuáles son los modelos de negocio que deberían tener en cuenta los transportadores y operadores logísticos para poder cumplir con las necesidades actuales y futuras?

Cesar Ríos, Director de la cadena de suministros y logística de Jerónimo Martins nos recuerda la importancia de romper paradigmas y trabajar mancomunadamente con la competencia, mediante la compensación y consolidación de carga. Esta práctica de transporte colaborativo permite a los involucrados reducir los costos operativos y repercute de manera positiva en el transporte sostenible disminuyendo las emisiones de CO2.

“Es fundamental trabajar en la formación del personal, no solo en inocuidad del producto, sino también en la gestión del transporte. Contribuir en el implementación de estándares y protocolos para cerrar brechas que impactan en el suministro y en lo social

Cesar Ríos

LOGYCA es un actor que promueve las iniciativas colaborativas en Colombia, respetando temas de competencia apoyamos iniciativas que mejoran las redes de valor.

Es por esto que, en aras de continuar avanzando en estos temas, se resaltan algunos de los principales aportes finales del benchmark:

  • La necesidad de generar confianza entre las empresas para que puedan compartir información que permita el diseño de prácticas colaborativas reales.
  • La importancia de los puertos, ya que al ser el punto de encuentro de operadores de transporte tanto públicos como privados suponen el inicio o desde donde se dicten los cambios en el sector.
  • La inclusión del Gobierno en muchas de las iniciativas para tener un impulso real de las mismas.
  • La invitación de nuevo a cambiar el pensamiento y romper paradigmas para tener un avance real.
  • Se debe aprovechar la infraestructura actual para promover iniciativas de intermodalismo.

Las estrategias mencionadas resultarán muy útiles y funcionan como complemento en el ejercicio logístico y comercial de las compañías, haciendo aún más evidente que “LA COLABORACIÓN, produce resultados”.

Si desea conocer más sobre el Benchmark ingrese AQUÍ.

Para más información y participar regístrese aquí.

Cualquier inquietud o sugerencia no dude en contactarse con: asanchez@logyca.com

#LaColaboraciónProduceResultados

Interactúe con nosotros en nuestras redes sociales

COLABORACIÓN EN OPERACIONES DE TRANSPORTE

Por
/

En la actualidad se habla mucho de la colaboración en diferentes procesos de la cadena de valor, sin embargo, lograr escenarios de colaboración no es algo que se obtenga con la celeridad y la facilidad que se espera y son más los casos fallidos que los exitosos por una serie de motivos como lo son la alineación de los equipos involucrados e impactados, el entendimiento de expectativas, las barreras comerciales, normativas y legales e incluso, la disposición de las empresas y con gran relevancia, la disposición de las personas.

Los escenarios de colaboración en los esquemas de transporte son de gran impacto, al ser un rubro de bastante peso en el estado de resultados de las compañías y de la estructura de costos de los productos. Cada acción que se realice en términos de colaboración en las operaciones de transporte impacta positivamente las cifras relacionadas a los ítems mencionados, trayendo como consecuencia una mejora de costos operativos, al igual que mejoras en el nivel de servicio, llevando a un mejor desempeño y a una mayor madurez de las cadenas de suministro.

Para lograr escenarios de colaboración, lo primero que debemos hacer es identificar y reconocer que somos una cadena de valor. Suena sencillo, pero en la realidad cada organización vela por su propio interés y en ocasiones es una herejía el pensar en compartir beneficios de manera conjunta, siendo necesario romper los paradigmas de colaborar, incluso aún con nuestra propia competencia en el mercado.

Identificando el compuesto de las cadenas de valor podemos de igual forma identificar los diferentes tipos de colaboración del transporte dentro de su propia cadena de valor, por ejemplo, sinergias de transporte de materias primas y productos terminados en corredores round trip haciendo uso de unidades de transporte dedicadas con una mayor frecuencia de viajes y una dilución de los costos fijos, independientemente si se trata de esquemas propios o tercerizados. Estos esquemas lógicamente presentan un límite, por lo que es conveniente explorar con otras empresas esquemas de colaboración entendiendo por igual su cadena de valor y la infraestructura disponible, encontrando los puntos en común y posibilidades de sinergia, claro está, si hay compatibilidad de carga, tipo de unidades de transporte, tiempos logísticos, corredores logísticos afines, cargues y descargues eficientes, etc.

Situaciones como las demoras por almacenes saturados, las ineficientes ventanas horarias de los diferentes actores de las cadenas de valor y la desalineación de las personas responsables de cada momento o actividad logística hace que se generen disrupciones en los esquemas colaborados y que se desincentive por los “malos resultados”; de allí que la concientización, participación y lo más importante, la construcción conjunta de todos los actores que se involucran bajo el nuevo esquema. Si se logra este nivel de apropiación de los diferentes procesos hace que la colaboración no sea únicamente sobre un proceso de transporte, sino se engrandezca como una gran colaboración de esquemas logísticos integrales con un propósito común.

El establecimiento de métricas, visibilidad, curvas de aprendizaje e incorporación del esquema como proyecto de productividad y mejora continua en las diferentes organizaciones son estrictamente necesarios para que las condiciones de éxito se den y los beneficios sean consolidados en cada una de ellas. Un punto para tener presente es el liderazgo del esquema; la articulación por parte del actor del transporte bien sea tercerizado o propio es muy importante y habitualmente es quien logra conocer las variables de los protagonistas de la cadena de valor, armonizando las necesidades de cada uno, con acuerdos de servicio en esquemas de ganar -ganar.

El entender los trade off de las diferentes cadenas de suministro que intervienen en los esquemas de colaboración de transporte es necesario para que las eficiencias económicas y de servicio sean el lenguaje común y se logre una correcta negociación del balance de los beneficios, siendo esta una de las partes más complejas, al ser habitual que en las negociaciones se encuentren actores que desean llevar todo el beneficio a una sola organización. En lo posible es conveniente tener una negociación de libros abiertos o en su defecto un alto grado de confianza y profesionalismo que permita una sana y benéfica negociación, al igual que documentar los acuerdos de manera formal y dar la visibilidad en los niveles gerenciales de cada organización y no únicamente en los niveles operativos y administrativos.

En conclusión, no existe una formula única de colaboración y está sujeto a las particularidades y conocimiento profundo de las cadenas de valor de las diferentes organizaciones que abordan este tipo de esquemas. Los trade off y la consecuente negociación de beneficios para todos los actores debe ser completamente transparente y con un claro esquema de ganar-ganar.

El construir un propósito común con todos los involucrados hace que se mute de una colaboración en operaciones de transporte a esquemas de rediseño y optimización de operaciones logísticas y, por último, los beneficios de la colaboración generan en consecuencia una mayor competitividad de las cadenas de valor a través del costo y la mejora del nivel de servicio de todas las empresas involucradas.

Escrito por:  Boris Javier Baracaldo Gerente Logística
BIMBO Colombia