certificación GS1 GLOBAL

¡Haga su cadena de suministro más sostenible!

Por
/

Una de las preocupaciones de las compañías en la actualidad es cómo hacer más sostenibles sus procesos al tiempo que son más competitivos. Esto como respuesta a las exigencias del mercado, las problemáticas ambientales y sociales como el cambio climático, la escasez del agua, el crecimiento de la población mundial y la pobreza; las cuales ponen de manifiesto la urgencia de integrar mejores prácticas a su estrategia corporativa.

La sostenibilidad, se puede definir como una gestión responsable que involucra el punto de vista social, ambiental y económico y busca “satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades” (Comisión de Brundtland -1987)

Para cumplir con el reto, el primer paso es generar un cambio al interior de la empresa para involucrar a todas las áreas, logrando que se convierta en un factor clave de decisión y en una parte fundamental de la misión y visión, es decir sea un componente organizacional.

“Las compañías deben entender que la sostenibilidad no es una moda ni una estrategia de marketing, sino una tendencia mundial y aquellas que la incorporen en su ADN y en el de su red de valor (clientes, colaboradores, aliados, comunidades, etc.) tendrán ventajas competitivas”, aseguró nuestra investigadora líder de Sostenibilidad en Red de Valor, Vivian Rangel.

Así como las exigencias, productos, servicios y situaciones son únicas para cada organización, sus necesidades deben ser priorizadas para contrarrestar los impactos de los procesos de producción y/o distribución, a través de la medición de los siguientes indicadores:

El inventario de las emisiones de los gases que producen el efecto invernadero, conocido como Huella de Carbono, es el primer paso para establecer planes de acción con el fin de mitigar el impacto ambiental generado por las actividades de una empresa, permitiéndole enfrentar y responder eficazmente frente a las exigencias presentes y futuras.

Medir este indicador permite determinar el volumen de agua consumido y/o contaminado en la producción, es decir, que depende de cómo, cuándo y dónde está siendo utilizado el recurso. Para lograr identificar y evaluar los impactos, es necesario analizar las características de las redes de valor que están influyendo en su disponibilidad y consumo.

Disminuir los impactos ambientales empleando flotas de vehículos más modernas y eficientes, que funcionen con combustibles alternativos, establecer patrones adecuados de manejo (conducción eficiente), aprovechando al máximo la capacidad de carga de los vehículos, son algunos de los factores que contribuyen a la eficiencia energética en la cadena de suministro.

En LOGYCA estamos comprometidos con ayudar a las empresas a cumplir su objetivo sostenible a través de nuestros proyectos de investigación que brindan herramientas prácticas y teóricas e introducen la sostenibilidad al ADN de las redes de valor. Si desea más información, lo invitamos a ingresar AQUÍ.

]]>