Reglamentación en trazabilidad

Reglamentación en trazabilidad del sector agro

Por
/

La reglamentación de trazabilidad proporciona confianza a los consumidores debido a que dan certeza de que los productos se producen con la conveniente transparencia informativa a lo largo de toda la cadena agroalimentaria.

El Comité de Seguridad Alimentaria AECOC define la trazabilidad como conjunto de procedimientos que permiten conocer el histórico, la ubicación y la trayectoria de un producto o lote de productos a lo largo de la cadena de suministros en un momento dado, a través de unas herramientas determinadas.

Los sistemas de trazabilidad proporcionan confianza a los consumidores debido a que dan certeza de que los productos se producen con la conveniente transparencia informativa a lo largo de toda la cadena agroalimentaria, desde el productor al consumidor.

Es por eso que muchas entidades gubernamentales han implementado reglamentos de obligatorio cumplimiento para trazabilidad y así poder comercializar estos productos alimenticios en su territorio. Tales como el Reglamento de la Unión Europea No. 488 / 2014 el cual regula el contenido máximo de Cadmio en Cacao y Chocolate con el fin de proteger la salud pública. O inclusive la misma legislación colombiana en su decreto 931 de 2018 dictamina la creación de un sistema de trazabilidad vegetal, el cual está integrado por los parámetros para generar y mantener el registro de productos en el sector agrícola.

Una de las normativas más importantes a nivel mundial es la Ley FSMA (Food Safety Modernisation Act), establecida por la FDA (Food and Drug Administration) de los EEUU, que pone el foco en la gestión del riesgo frente a situaciones de alerta alimentaria y que es de obligado cumplimiento para sectores como el oleícola, hortofrutícola y el cárnico; la cual incorpora nuevos reglamentos de trazabilidad en el caso del agro,  como determinar los estándares, basados en estudios científicos, para el cultivo, cosecha, empaque y almacenamiento de frutas y hortalizas en fresco.

Los anteriores casos, desde el punto de vista comercial del agro, puede verse como una gran oportunidad de diferenciación frente a la competencia y la posibilidad de incursionar en nuevos mercados.

Si bien las leyes europeas y norte americanas, obligan a todos los productores y comercializadores de alimentos a tener estándares de trazabilidad; no todos los productores cuentan con este sistema lo cual crea una ventaja competitiva gigante a aquellos que, si la poseen, permitiéndoles exportar productos únicos de nuestra biodiversidad y establecerse comercialmente en otros territorios.

Si desea conocer más sobre esta herramienta, contáctese con nosotros vdiaz@logyca.com

Interactue con nostros en nuestras redes sociales