certificación GS1 GLOBAL

¡Haga su cadena de suministro más sostenible!

Por
/

Una de las preocupaciones de las compañías en la actualidad es cómo hacer más sostenibles sus procesos al tiempo que son más competitivos. Esto como respuesta a las exigencias del mercado, las problemáticas ambientales y sociales como el cambio climático, la escasez del agua, el crecimiento de la población mundial y la pobreza; las cuales ponen de manifiesto la urgencia de integrar mejores prácticas a su estrategia corporativa.

La sostenibilidad, se puede definir como una gestión responsable que involucra el punto de vista social, ambiental y económico y busca “satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades” (Comisión de Brundtland -1987)

Para cumplir con el reto, el primer paso es generar un cambio al interior de la empresa para involucrar a todas las áreas, logrando que se convierta en un factor clave de decisión y en una parte fundamental de la misión y visión, es decir sea un componente organizacional.

“Las compañías deben entender que la sostenibilidad no es una moda ni una estrategia de marketing, sino una tendencia mundial y aquellas que la incorporen en su ADN y en el de su red de valor (clientes, colaboradores, aliados, comunidades, etc.) tendrán ventajas competitivas”, aseguró nuestra investigadora líder de Sostenibilidad en Red de Valor, Vivian Rangel.

Así como las exigencias, productos, servicios y situaciones son únicas para cada organización, sus necesidades deben ser priorizadas para contrarrestar los impactos de los procesos de producción y/o distribución, a través de la medición de los siguientes indicadores:

El inventario de las emisiones de los gases que producen el efecto invernadero, conocido como Huella de Carbono, es el primer paso para establecer planes de acción con el fin de mitigar el impacto ambiental generado por las actividades de una empresa, permitiéndole enfrentar y responder eficazmente frente a las exigencias presentes y futuras.

Medir este indicador permite determinar el volumen de agua consumido y/o contaminado en la producción, es decir, que depende de cómo, cuándo y dónde está siendo utilizado el recurso. Para lograr identificar y evaluar los impactos, es necesario analizar las características de las redes de valor que están influyendo en su disponibilidad y consumo.

Disminuir los impactos ambientales empleando flotas de vehículos más modernas y eficientes, que funcionen con combustibles alternativos, establecer patrones adecuados de manejo (conducción eficiente), aprovechando al máximo la capacidad de carga de los vehículos, son algunos de los factores que contribuyen a la eficiencia energética en la cadena de suministro.

En LOGYCA estamos comprometidos con ayudar a las empresas a cumplir su objetivo sostenible a través de nuestros proyectos de investigación que brindan herramientas prácticas y teóricas e introducen la sostenibilidad al ADN de las redes de valor. Si desea más información, lo invitamos a ingresar AQUÍ.

]]>

certificación GS1 GLOBAL

5 consejos para ahorrar dinero conduciendo de forma eficiente

Por
/

Con la llegada de las vacaciones muchas personas se alistan para salir de sus casas y recorrer largos trayectos en diferentes tipos de vehículo. Hacerlo sin grandes gastos de combustible, cuidando el planeta y preservando la seguridad de su familia ya es posible con la implementación de una serie de prácticas:

  1. Evite los cambios abruptos, especialmente en la velocidad. Al momento de frenar o acelerar intempestivamente hay mayor consumo de combustible y por lo tanto, de emisiones de gases de efecto invernadero.
  2. Mantenga una distancia prudente que permita anticiparse a circunstancias inesperadas, aprovechar la inercia del vehículo para desacelerarlo y en caso de que la parada, tome más de 60 segundos, lo ideal será apagar del todo el motor.
  3. Revise permanente del estado del vehículo y de ser necesario, sométalo a mantenimiento. Recuerde que la seguridad en la vía es una consecuencia directa de la “conducción eficiente”.
  4. Utilice el aire acondicionado solo cuando sea estrictamente necesario.
  5. Considere la posibilidad de compartir su carro, así puede compartir gastos con sus amigos y familiares.

Seguir estos parámetros, sirve tanto para el transporte de carga como el de pasajeros. Una importante empresa del país consiguió beneficios al implementar estas prácticas, con el fin de reducir la huella de carbono en su operación de transporte, que además le sirvió para disminuir el dinero destinado al rubro de aprovisionamiento de combustible.

LOGYCA, que desde 2008 funge como Centro de Innovación en Logística para América Latina del Massachusetts Institute of Technology (MIT), lideró el proceso basándose en el concepto de “conducción eficiente”, que considera tres variables: las circunstancias de la vía, los aspectos intrínsecos del vehículo y la actitud frente a la conducción.

Este último, fue el eje del trabajo realizado con el personal a cargo de la flota de transporte de Corona, que en conjunto con el Tecnológico de Monterrey (México), la Universidad Andrés Bello (Chile) y el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) recibió capacitación en ese estilo de conducción.

“A través del trabajo colaborativo con organizaciones privadas, aspiramos a construir nuevo conocimiento para que se consolide como una práctica a nivel sectorial y a la que acudan también los ciudadanos para cuidar el planeta y su seguridad”, aseguró nuestra investigadora Vivian Rangel.

Si usted quiere saber cómo diagnosticar sus prácticas de manejo y cuánto está gastando en combustible, existen aplicaciones en teléfonos inteligentes como EcoDrive y Wikitude Drive, que, además de ayudarle con estos cálculos, brindan más tips de cómo conducir de manera más eficiente.

¿Le gustó este contenido? ¡Compártalo para que sus contactos también conduzcan de forma eficiente!

]]>