/ mayo 29, 2020

¿Qué ha pasado con el sector logístico en época del COVID-19?.

Por
/ mayo 29, 2020

La pandemia ocasionada por el coronavirus ha forzado a muchos, sino es que a casi todos los sectores económicos a transformar sus relaciones comerciales. Es decir, lo que ha pasado con el sector logístico en época del COVID-19 es que, según Google a principios del movimiento #mequedoencasa en Colombia, las búsquedas relacionadas con pedidos a domicilio incrementaron un 220%. Y es que la nueva normalidad de compra tras esta pandemia radica en canales digitales con procesos que garanticen la entrega del producto y la seguridad del cliente al realizarlo.

Por ello, es que la cadena de suministro y los servicios de entrega a domicilio se han visto presionados dentro del sector logístico, obligando a poner mayor atención hacia la última milla.

La moda en delivery stations- almacenes pequeños.

Debido a las medidas de distanciamiento, aforo social y cierre de tiendas físicas, países como Estados Unidos empiezan a adoptar el termino dark store que consiste en cerrar la puerta al público para convertir estos espacios físicos en pequeños almacenes que sirvan para entrega y recogida de pedidos online, según Forbes.

Esto permite disminuir el nivel de costos, debido a que es clave que estos espacios se encuentren en lugares dentro de las ciudades para poder ofrecer entregas el mismo día, en horas o facilitar cambios y devoluciones.

Tecnologías para entrega de última milla.

Este concepto del sector logístico: última milla, ha acelerado su fuerza a raíz de esta coyuntura y se ha convertido en pieza clave de los minoristas garantizando compras recurrentes debido a la experiencia del cliente.

Dentro de las principales soluciones implementadas en el mundo para resolver la logística de última milla en esta pandemia se encuentran: drones, vehículos autónomos y lockers inteligentes. A nivel Latinoamérica, estos últimos comienzan a volverse más comunes entre los consumidores.

Logística colaborativa en época de pandemia.

Debido a esta coyuntura, el sector logístico comenzó a adoptar procesos y acciones en dónde la flexibilidad y alineación en toda su red de valor les permitiera satisfacer a la mayor demanda posible.

Colaborar con otras compañías para cerrar brechas en el servicio, definir planes de respuesta estratégicos, garantizar una buena comunicación entre todos sus aliados de negocio y demás, son acciones que se deben principalmente al comportamiento de los consumidores y al aumento de las restricciones sanitarias, afectando notablemente sus procesos y procedimientos que generan cambios en patrones de compra y entrega.

Recuerde que en nuestro nuevo curso “Guía de herramientas para la colaboración empresarial frente al COVID-19” aprenderá lo necesario para implementar el modelo de colaboración y crear empresas resilientes ante situaciones disruptivas.

A pesar de los retos a los que se ha enfrentado el sector logístico en estos últimos meses, es importante resaltar el esfuerzo y las buenas prácticas implementadas por aquellas marcas que se han convertido elementales para sobrellevar esta cuarentena y que han logrado responder efectivamente las exigencias del mercado.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *